Profesora


Fernanda Cavallo 
Maestra de Reiki Usui Tibetano
Profesora de Purna Yoga
Instructora de Zen Shiatsu
Me acerqué al Yoga por sutil sugerencia de mi primer Maestro de Reiki, quién -además de iniciarme en el sistema de armonización Usui- y, viendo mis inquietudes, me comentó al pasar un poco acerca del Yoga.
Unos meses más tarde- en 2005 (creo), tomé mi primer clase. Mi primera práctica fue reveladora. Ni siquiera recuerdo el nombre de la profesora. Ni siquiera recuerdo cómo hice para seguir la clase con tanta rigidez corporal!
Lo único que tengo presente es una íntima sensación que se despertó en ese momento en mi interior; una sensación de recuerdo antiquísimo, de recuperación y respuesta. Ese día sentí que –si bien no conocía ni entendía mucho al respecto- el Yoga tenía que ver conmigo, que el Yoga estaba en mi y que yo estaba en el Yoga.

Y así comencé a practicarlo. Por un lado, por el otro. Con una decena de profes diferentes, probé varios métodos distintos. Y fui descubriendo que el Yoga me iba acompañando y ayudándome a destrabar mis condicionamientos, mi cuerpo físico, mis prejuicios, mis limitaciones.

Luego, me decidí a tomar una formación profesional. Elegí el Yoga Integral (Purna Yoga), porque encontré afinidad con su método y la filosofía que lo sustenta. Completé los niveles de instructorado y profesorado en la Asociación Cordobesa de Yoga. Durante ese período (y aún hoy!), María Ines García, mi Maestra, me guió y me apuntaló en el bellísimo y tan duro proceso de formación. Proceso que continúa mediante especializaciones y otras experiencias relacionadas.

Ya hace algunos años, le di vida a Basantí Sala de Yoga, un espacio desde el que busco transmitir la esencia del bellísimo arte del Yoga.

Namasté!

No hay comentarios:

Publicar un comentario